la importancia de educar desde la niñez I professionalcolleagues.org/


En los últimos años se han intensificado los movimientos sociales a favor de la igualdad de género, tomando un rumbo imparable hacia la consolidación de la igualdad real. En este escenario, es fundamental introducir cambios en la educación de niños y niñas en las primeras etapas educativas que conduzcan a una interiorización desde la infancia de valores basados ​​en la paridad.

A través de este artículo se ha dado respuesta a diferentes ejes clave planteados en este monográfico, con el fin de dilucidar algunos aspectos importantes para caminar juntos en un mismo camino igualitario, desde la perspectiva educativa en la escuela.

Investigadores Universidad de Granada Igualdad de género: la importancia de educar desde la infancia

Educar sobre la igualdad de género en las escuelas y desde la primera infancia.

La importancia de educar en igualdad de género desde una edad temprana radica en el potencial de los niños y niñas. A estas edades (0-12 años) están libres de prejuicios.Por tanto, implementar una enseñanza igualitaria incide en su desarrollo desde una perspectiva de género.

Este hecho favorece la internalización del comportamiento cívico en condiciones igualitarias y con una visión común, es decir, la acción responsable en la sociedad en la que vivimos, donde por ser hombre o mujer no debe establecerse la imposición de determinados roles sociales.

En este escenario, una serie de Evidencia que apoya la inclusión de la perspectiva de género en la Educación Infantil (Moya, 2008; Martínez y Vélez, 2009; Azorín, 2014; Finco, 2015; Torres y Palomo, 2016; Padial y otros, 2017) y en Educación primaria (López, 2007; Hamodi, 2014; Valle, 2015; Campos, 2017; Hortigüela y Hernando, 2018).

Todo este impulso debe ser canalizado a partir de iniciativas a nivel institucional e individual, para poder guiar la educación por el camino de la igualdad de género. Priorizando su inculcación en una edad temprana, donde la visión patriarcal de la sociedad actual aún no existe en el esquema mental del niño.

Recursos y buenas prácticas para educar en igualdad

Las herramientas, junto con los recursos adecuados, nos brindan una fuente inagotable para educar en una sociedad cada vez más igualitaria, pero con una gran brecha abierta en torno al género. Pero, la escuela debe ofrecernos el espacio más adecuado para promover este tipo de educación, que debe ser transversal y tratada con la mayor naturalidad posible desde las primeras etapas escolares.

Existen herramientas especializadas para educar en igualdad de género que pueden ser de una ayuda extraordinaria para el docente o educador, que son de fácil acceso y con una aplicación lo suficientemente útil como para ser consideradas efectivas. Como no podía ser de otra manera, tenemos que hablar de Las TIC, como principales herramientas para la igualdad de género, que están vinculados a infinitos recursos disponibles al alcance de un clic.

La igualdad, la coeducación, es un camino que debe comenzar en las familias y continuar en las escuelas“.

Plataformas como YouTube, cargados de videos con material audiovisual clave para comprender y comprender la igualdad, se han convertido en la fuente inagotable de recursos y herramientas a las que acudir. Todo esto es apoyado por páginas web de referencia que incluyen estrategias esenciales, cargada de recursos, para la promoción de la igualdad, como el Cobros Plan de Igualdad, guías específicas para evitar la desigualdad, junto con otros planes, herramientas, estrategias o recursos que se recogen en páginas web casi infinitas, queriendo citar el portal Educación en valores de la Delegación Territorial de Málaga, como ejemplo de buena fuente a las que acudir cuando se trata de educar en igualdad.

A todo esto se suma la proliferación de medios de comunicación social y su paso a formar parte de la vida cotidiana de los niños y niñas desde su infancia. Por eso pueden convertirse en grandes aliados a la hora de que nuestros propios alumnos puedan interactuar con otras personas que están trabajando en una competencia transversal como es la igualdad de género.

Desde el propio Gobierno de España se ofrecen guías de buenas prácticas para todas las personas que deseen acceder a él, enfocadas a una mejor convivencia de la sociedad, basada en la igualdad de género. Asimismo, a nivel nacional, cabe mencionar algunos planes para erradicar la desigualdad, que se basan en la Declaración Universal de Derechos Humanos, el Decenio de las Naciones Unidas para la Mujer, la Conferencia de Beijing sobre la Mujer o la inclusión de objetivo “Lograr la igualdad de género y empoderar a todas las mujeres y niñas” entre los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas. Además, todas estas acciones han sido apoyadas, en el caso de muchos países, por la creación de instituciones locales de apoyo a la mujer y la educación en igualdad.

Estrategias y acciones de las escuelas

Hay muchas, casi infinitas estrategias, planes y acciones que se pueden llevar a cabo en las escuelas. Todo esto pasa a ser efectivos cuanto antes comiencen a implementarse entre alumnos de etapa infantil y primaria. Pero, no debe ser exclusivo de estas etapas, ya que estas pueden y deben seguir siendo tratadas y actualizadas en todo el sistema educativo incluyendo, por qué no, el ámbito universitario.

Todas estas estrategias deben basarse en unas premisas que pasan por estar orientadas a la no discriminación entre juegos de niños y niñas, la sin diferenciación de funciones o colores, la autoconfianza del género femenino, los roles que adoptan en el trabajo en grupo o en los diferentes juegos, la Proliferación de la “inversión de roles” en varias actuaciones. o actividades realizadas, etc.

Todo esto debe implicar una plan integral en cada centro en el que también participan las familias, así como los diferentes agentes implicados en la educación, docentes y equipos directivos. Además, todo debe basarse en un sistema que pueda ser evaluado en el tiempo y la implementación de los diferentes planes, a través de entrevistas, observación activa y un seguimiento de las actividades realizadas.

Igualdad, coeducaciónEs un camino que debe comenzar en las familias y continuar en las escuelas. Por eso, los profesores somos responsables de hacer que nuestros alumnos sepan lo que es un camino de respeto, de valorar las capacidades de todos y la igualdad en todos los aspectos. Un camino duro, pero con grandes recompensas. ¿Lo caminamos juntos?



la importancia de educar desde la niñez I professionalcolleagues.org/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *